Zdero pide frenar 17.000 nombramientos de empleados públicos que apura Capitanich en el cierre de su mandato

La Cámara de Diputados aprobaría el miércoles la regularización de miles de trabajadores; el gobernador electo distinguió la existencia de funcionari

145° aniversario de Resistencia: Los Palmeras cerraron la celebración con un recital en el Parque 2 de Febrero
Aida Ayala revoluciona las redes sociales con el «Volve Aida» y su recorrida en una resistencia tapada por el agua.
Capitanich abrió el 55° período de sesiones en la Cámara de Diputados del Chaco

La Cámara de Diputados aprobaría el miércoles la regularización de miles de trabajadores; el gobernador electo distinguió la existencia de funcionarios precarizados de una “mochila de acomodados de último momento”

La transición en Chaco entre el gobernador Jorge Capitanich y su sucesor, Leandro Zdero, se cortó hace poco más de diez días en medio de cruces y acusaciones que elevaron una tensión entre el oficialista Frente Chaqueño y el opositor Juntos por el Cambio. Este lunes, ese escenario recrudeció. Zdero pidió que el gobierno provincial detenga el proceso de nombramiento de empleados en planta permanente que avanza en la Cámara de Diputados, que el miércoles aprobaría la efectivización de unos 17.000 empleados, según calculan en la oposición chaqueña. El mandatario electo reclamó “madurez política para que el Estado no reviente”.

En la Cámara de Diputados provincial ya tuvo avances un proyecto que ratifica decretos de Capitanich para regularizar la situación de trabajadores de la Administración Pública Provincial que figuran como contratados. La iniciativa tuvo dictamen este lunes en la Comisión de Hacienda y Presupuesto, y será tratada en la sesión del miércoles. El oficialismo cuenta con 21 diputados, mientras que la oposición tiene 11 legisladores. En Chaco, el Poder Legislativo es unicameral.

Zdero, que es diputado provincial, difundió un comunicado con críticas al proyecto oficialista. “Utilizar un concepto tan importante como el derecho de los empleados públicos para meter ‘amigos y militantes’ por la ventana nos parece aberrante y una falta de respeto a la sociedad. Durante años no se han ocupado de hacer lo correcto y ahora, en un plan de retirada, quieren quedar bien con los que maltrataron comprometiendo los recursos del Estado. Permítannos hacerlo con responsabilidad valorando a los que trabajan”, señaló Zdero en el comunicado, titulado “Madurez política para que el Estado no reviente”.

Fuente: La Nación

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0