Sobre la deuda externa de la Provincia del Chaco

Por Cristian Ocampo

(Ex Ministro de Hacienda y Finanzas Publicas de la Provincia)

Felicito al Gobernador y a su equipo de trabajo por el acuerdo logrado con una mayoría de acreedores del bono internacional emitido por la administración de la que fui parte como Ministro de hacienda y finanzas publicas de la Provincia en 2016. Pero también quiero recordar a los funcionarios y todos los ciudadanos del Chaco las condiciones bajo las cuales hubo de emitirse ese bono como UNICA alternativa posible a la situación que recibimos al inicio de gestión.

Asumimos en diciembre de 2015 con un juicio perdido en la corte suprema en favor de los empleados judiciales condenando a la provincia a pagar el mismo por una suma en dólares de ese entonces de casi U$S 200 millones. Un juicio que duro más de 20 años y ninguna administración lo resolvió. Ni radicales, ni peronistas, ni el actual gobernador que cedió el poder al entonces gobernador Peppo. Y a solo a una semana de gestión comenzaron los embargos judiciales a la coparticipación asfixiando a la provincia e impidiéndola de poder afrontar los pagos de sueldos y servicios básicos. Es decir, estábamos al borde la quiebra. A UNA SEMANA DE ASUMIR.

Nunca echamos culpas para atrás, ni hablamos de herencia recibida. Nos votaron los chaqueños para que nos hagamos cargo y así lo hicimos. Éramos opositores al gobierno nacional de turno, no había financiamiento disponible. Luego de una serie de deliberaciones en todos los ámbitos, todas las fuerzas políticas de ese entonces llegaron a la conclusión y acordaron de que la unifica forma posible era acceder al financiamiento nacional o internacional para salir adelante. Así se acordó la ley de emergencia allá por el 22 de diciembre del 2015 y la cual nos dio un plazo de tregua a los embargos diarios a la caja provincial y nos pusimos trabajar, resolviendo en el mismo año un problema que llevaba como dije previamente más de 20 años.  ¿Entonces eran para gastos corrientes como dice el Ministro? No, fue para pagar un juicio que tenía 20 años de antigüedad y que nadie resolvió, también el destino fue entre otros para la construcción del edificio legislativo, cuyos fondos al finalizar nuestra gestión estaban resguardados en un fideicomiso administrado por fiduciaria del norte a la espera de definición del proyecto de arquitectura final,  también se destinó  fondos para hacer frente a obras públicas con el gobierno nacional dado que este último definió que las obras debían financiarse con un 70% por nación y 30% por la Provincia, así pudimos concluir con la primera etapa del puerto las palmas ( obra que estaba paralizada al asumir) y la cuenca del rio guaicurú ( también paralizada al asumir la gestión), además de asignar fondos para pueblos originarios y municipios de la provincia.  (ver ex -ley 7782)

Evaluando las alternativas y estado el financiamiento internacional disponible, así como también habiendo efectuado los ejercicios de sostenibilidad de repago con las condiciones de ese entonces se tomó la deuda en dólares. Ese mismo ejercicio hicieron los inversores que confiaron comprando ese bono. ¿O acaso alguien puede pensar que unos funcionarios chaqueños recién llegados podían convencer a inversores calificados de Wall Street de que prestaran a una provincia que a priori no iba pagarles? Repito: En el momento en que esa deuda se tomó, la misma era sostenible en su repago, tanto es así que pagamos en tiempo y forma los servicios durante 4 años. El futuro no lo conoce nadie. ¿O acaso podíamos saber en 2016 que en 2019 llegaría una pandemia que fundiría a todos los países? ¿O que en el 2020 se haya producido la caída más importante de PBI en la Argentina, o que en el 2021 la Provincia del Chaco sea la más pobre del país según último informe de INDEC?  Las decisiones Sr Ministro se toman con la información que se tiene en ese momento.      

No es mi intención entrar en polémicas en este momento tan difícil de nuestro país y de la provincia. Es momento de tirar todos para al mismo lado y allí me encontraran, haciendo fuerza por el Chaco y por nuestro país como siempre. Que el relato épico de una buena acción no tape el bosque, ni verdad ni la memoria. No confundamos a los chaqueños.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: