“Salvar vidas no es prioridad del ejecutivo municipal” expresó celada tras el veto del intendente a la ordenanza de los DEA

Capitanich llamó a sus soldados “para ajustar metas”
GUSTAVO MARTÍNEZ JUNTO AL CONSEJO DE PROTECCION ANIMAL DE ANIMALES AVANZAN EN UNA INICIATIVA PARA ALBERGAR A PERROS RESCATADOS
CELADA SE REUNIÓ CON LA FUNDACIÓN AMBIENTE TOTAL PARA PEDIR POR LA LIMPIEZA DEL RÍO NEGRO

María Teresa Celada, concejal de la ciudad de Resistencia, realizó una fuerte crítica al Intendente Capitanich, tras el veto que éste último realizó a la Ordenanza N° 12.649, sancionada el 15 de mayo pasado, que establecía la obligatoriedad de contar con Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) en edificios municipales y en espacios privados de acceso público. “Al Intendente no le interesa salvar vidas”, expresó al respecto.

La ordenanza N° 12.649 fue votada por unanimidad en el Concejo Municipal, por iniciativa de Celada, y “tras haber hecho un trabajo conjunto con entidades dedicadas a la salud, que manifestaron la necesidad de contar en Resistencia con espacios cardioprotegidos para poder salvar vidas actuando de manera rápida”.

De acuerdo a lo detallado por la Resolución N° 1087, que establece el veto a mencionada ordenanza, el mismo se corresponde a que “en los antecedentes legales que mencionamos en el cuerpo de la misma no obligan ni reglamentan el deber de implementación del aparato electrónico, y luego, afirma que la norma municipal avanza sobre cuestiones de competencia provincial, ya que entiende que el funcionamiento del desfibrilador debe estar a cargo de profesionales. Pero nada de eso es así”, manifestó Celada.

“En primer lugar, no existe Ley provincial que tomemos como antecedente, lo que nos obliga a elaborar una norma propia para el Municipio. En la Legislatura chaqueña existe en proyecto de Ley 5181/2016, de autoría de la Presidente de la Cámara de Diputados Eli Cuesta, y que desde el mes de marzo de 2017 está durmiendo en la Comisión de Salud de la Legislatura. Este proyecto es muy similar al nuestro, pero de aplicación provincial”.

“En segundo lugar, es erróneo el concepto de que los DEA deben estar a cargo de profesionales de la salud, ya que cualquier persona, con una capacitación realizada, puede utilizarlo”.

 “Son argumentos formales que tiene detrás el desinterés por salvar vidas”

Celada continúo explicando que “esta Ordenanza sancionada tiene el apoyo de la Fundación CardioTenis por la Vida, que tiene como objetivo la instalación de espacios cardioprotegidos en la ciudad, y dicho objetivo es impulsado también por la Federación Médica del Chaco y el Círculo Médico de Resistencia. El Intendente da argumentos formales que tienen por detrás el desinterés por salvar vidas”.

“Son justamente los profesionales médicos los que nos explican que los DEA no es uso exclusivo para profesionales de salud, sino que cualquier persona puede usarlo habiéndose capacitado previamente. Además, al ser automático y funcionar a través de batería, no requieren inspecciones de Fiscalización Sanitaria”, explicó.

La concejal ahondó sus críticas al expresar “cuando una persona aprende técnicas de RCP, que está previsto por Ordenanza N° 11.791 de mi autoría y que jamás fue implementada por el Ejecutivo municipal a pesar de tener ya casi 2 años de sancionada y promulgada, ya se capacita también para el uso de los DEA, que lo único que requiere es contar con suficiente batería y que los parches estén en aptas condiciones”.

En relación al funcionamiento de los DEA, contó que “el aparato ya viene con garantía de funcionamiento de fábrica, tiene baterías que duran hasta 7 años y parches que duran hasta 2 años, por lo tanto, no se justifica que el Intendente ponga como argumento la necesidad de control por profesionales de la salud”.

 

“Vamos a insistir en la norma para salvar vidas”

Finalmente, Celada explicó como continúa el proceso. “Desde el Concejo tenemos la posibilidad de insistir sobre la norma, que requiere la aprobación de 2/3 de los votos de los miembros. Vamos a insistir sobre esto, ya que el veto no tiene ninguna lógica”.

“Es realmente sorpresivo encontrarnos con este veto, ya que dicha norma se aprobó por unanimidad, y además, inmediatamente después de haberse sancionado, yo misma le pedí una audiencia al Intendente para poder explicarle con mayor detalle sobre ello, y para facilitar el proceso de implementación. Al día de hoy jamás me atendió. No me queda otra que pensar que al Intendente no le interesa salvar la vida de los vecinos de Resistencia”.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: