Salud celebró la semana de la lactancia materna

Médicos por las dos vidas realizarán manifestación en el Hospital Perrando
Resistencia tendrá este jueves la primera fecha de “Veredas Karaí”
IPRODICH registró a la segunda perra guía de la provincia

Del 1 al 7 de agosto, el Ministerio de Salud Pública –a través de diversos Servicios- celebró la Semana Mundial de la Lactancia Materna, con el objeto de promover esta práctica como la forma más efectiva de alimentación temprana por sus diversos beneficios sobre la salud de las mujeres y los niños y niñas. A través de su leche, la madre le transmite al bebé factores de protección que lo protegen contra las infecciones más comunes cuando son pequeños.

Con el lema: “Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna!”, los especialistas de la cartera sanitaria remarcan que la lactancia materna promueve una mejor salud tanto para las madres como para los bebes, particularmente en el desarrollo mental y cognitivo y en la prevención de enfermedades tanto a corto como a largo plazo. Además, disminuye el riesgo de que las madres padezcan cáncer de mama y ovario, diabetes de tipo 2 y enfermedades cardíacas.

Dado estos importantes beneficios, el Ministerio hace eco de la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que es la lactancia materna exclusiva desde una hora después del nacimiento hasta los seis meses de edad. Luego se deben agregar alimentos complementarios nutritivos mientras se continúa amamantando hasta los dos años o más.

Cabe recordar que durante la Semana, impulsaron actividades para toda la comunidad, la Comisión Provincial de Lactancia Materna comprendida por agentes del Servicio de Neonatología del Hospital “Julio C. Perrando”, del Hospital Pediátrico “Avelino Castelán”, centros de salud y hospitales del interior de la Provincia y profesionales y agentes de los Programas de Preparación Integral para la Maternidad (PIM).

Lactancia materna

La leche materna es el mejor alimento y el más completo que puede recibir el recién nacido ya que le brinda todos los elementos que necesita para crecer sano. La leche de la madre contiene además el líquido que el bebé necesita para un crecimiento y desarrollo saludables y está adaptada a sus necesidades, por lo que la digiere más fácilmente que cualquier otra leche.

Es también más segura e higiénica porque el niño la toma directamente de su mamá. A través de su leche, la madre le transmite al bebé factores de protección (los denominados anticuerpos) que lo protegen contra las infecciones más comunes cuando son pequeños (diarreas, neumonías, otitis, bronquiolitis y otros cuadros graves de los bebés) y hasta que sean capaces de formar sus propias defensas.

Contribuye también a prevenir enfermedades como asma, eczema, alergias, diabetes, enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, síndrome de muerte súbita, leucemia y otras. Reduce también las probabilidades de tener anemia, el riesgo de obesidad y la lesión de la retina del bebé prematuro, además de contribuir a un mejor desarrollo y estimulación del aprendizaje.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: