Matan a un agente penitenciario y detienen a su viuda y a una amiga

Lorena Encina de 28 años y su amiga Miriam Jara de 32, con quien tendría una relación amorosa, son consideradas las autoras del crimen de Gabriel Tichellio. La Policía pudo recolectar varias pruebas que las incriminan.

Continua este lunes la búsqueda de Carlos Wyss
Echezarreta ante la Comisión Investigadora: “Se me involucra de manera injusta en algo que no tengo nada que ver”
Un joven de 19 años circulaba con una pistola en la cintura

Las pruebas recolectadas hasta el momento en el marco de la investigación del brutal asesinato del agente penitenciario Gabriel Tichellio (32) determinaron  que las autoras del crimen serían su esposa, Lorena Encina (28) y una amiga Miriam Beatriz Jara (32). Ambas fueron detenidas y están seriamente involucradas. Se aguarda con expectativa el testimonio de cada una de ellas.

Ayer por la mañana encontraron un mazo y guantes que al parecer fueron empleados en el asesinato. Ambos objetos se encuentran siendo peritados.

Fueron secuestrados tras un amplio rastrillaje en la zona de la avenida Maipú y Ruta Nacional N° 12, donde  el pasado jueves a la noche hallaron el vehículo Renault Kangoo con el cuerpo sin vida del cabo penitenciario.

La detención de Encina se produjo la noche del sábado y ya  casi en la madrugada del domingo aprehendieron a Jara, oriunda de la localidad de Empedrado.

Ambas mujeres tenían un fuerte vínculo y se habla de que habían iniciado una relación amorosa. En las redes sociales se publicaron imágenes de las mujeres besándose. Se desconoce si el cabo Tichellio sabía acerca de esa relación.

Al frente de la investigación se encuentra la fiscal Graciela Fernández Contardes, quien sigue de cerca las diferentes diligencias.

Ayer se allanó el domicilio de la víctima y la viuda. La casa se encuentra en el barrio Laguna Seca. La hipótesis que manejan los investigadores es que Tichellio fue asesinado en su dormitorio el jueves en el horario de la siesta mientras descansaba.

Un grupo de policías de la Dirección de Investigación Criminal (división homicidios), de la Dirección de Delitos Complejos, Dirección de Investigaciones Científica y Pericias, además  profesionales de la U.F.I. requisaron todo el lugar. Se realizó la toma de huellas y  la aplicación de luminol, para evidenciar rastros de sangre.

Se secuestraron varios objetos y prendas de vestir con manchas de sangre.
En el interior de la vivienda también se encontró el teléfono celular de la víctima que será peritado.

Cabe recordar que de acuerdo a una primera declaración de Lorena Encina, su esposo con quien tiene tres hijos, salió de su trabajo el jueves 26 de julio a las 13, llegó a su domicilio donde almorzó con la familia, se dio un baño y alrededor de las 15.30 de ese mismo día salió a dar una vuelta en la camioneta de su padre y no su supo más nada de él, hasta pasadas las 23, cuando lo hallaron muerto en el asiento trasero del vehículo utilitario, en la zona de ex vías frente al barrio Santa Margarita.
Se sospecha que el relato de Encina fue sólo una coartada para despistar a los investigadores.

Con su detención, los hijos de la pareja se encuentran al cuidado de sus abuelos. El caso conmueve a toda la familia.

Fuente: El litoral

Foto: El litoral

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: