Los desafíos que enfrenta el oficialismo en próximas elecciones provinciales

No hubo acuerdo en Córdoba por las candidaturas a gobernador y Cambiemos irá dividido
Mauricio Macri se refirió a la denuncia contra Juan Darthés y pidió “erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres”
El Gobierno dice que “no ve con preocupación” la suba del dólar, pero admite que “genera nerviosismo”

El quiebre de Cambiemos en Córdoba en virtud de la disputa por la candidatura a la gobernación por parte de los radicales Mario Negri y Ramón Mestre, preanuncia nuevas tensiones en la alianza oficial que, de todos modos, intenta definir candidaturas en las distintas provincias.

En Casa Rosada aseguran que el principal objetivo es la reelección de Mauricio Macri a nivel nacional y que se respetarán las estrategias “distritales” de cada jurisdicción.

Hoy cierran las listas en Córdoba y se confirmará la candidatura de Negri por el frente “Córdoba Cambia” y del intendente Mestre, por una lista de “pura” cepa radical.

“Si no se arribara a un acuerdo en este sentido, la Mesa Nacional de Cambiemos deja librada la definición de la estrategia electoral a los partidos del distrito”, había informado el lunes el órgano de la coalición que se reunió en el despacho de Marcos Peña.

“Hubo una incapacidad de la UCR como partido para organizar una interna entre dos candidatos. Aunque es cierto que Macri y Carrió jugaron fuerte por Negri”, analizó una fuente gubernamental consultada.

Un funcionario que participó el lunes de la cumbre PRO la calificó “como una medida inteligente cuando alguien se encapriche”.

El “caprichoso”, a los ojos oficiales, sería Mestre, cuya candidatura es empujada por el radicalismo porteño que aspira a cierta independencia de la tutela del PRO. “Pero fue una mala señal estratégica en la segunda provincia del país y en la que Macri tiene buena imagen positiva”, reflexionó la misma fuente.

La división de la oferta electoral en la provincia de Córdoba, en los hechos, favorece la candidatura del actual mandatario Juan Schiaretti. Una victoria del 12 de mayo del exvice deJuan Manuel de la Sota tampoco es mal vista por el Presidente, con quien lo une una buena sintonía. Es decir, se repetiría el escenario de Neuquén donde el triunfo de Omar Gutiérrez fue bien recibido por Casa Rosada.

Misma situación se produce en Río Negro, donde la candidata de Cambiemos, la diputada Lorena Matzen, tiene nulas chances de hacerse con el triunfo. En el gobierno aspiran que pueda ser reelecto el gobernador Alberto Wereltineck, que intentará superar a un candidato del peronismo kirchnerista, Martín Soria, intendente de General Roca e hijo del exmandatario Carlos Soria.

Sin embargo, la postulación de Wereltineck está en riesgo: deberá ser autorizada por la Corte Suprema de Justicia de Nación el 22 de marzo, que en un su jurisprudencia había negado en 2011 la reelección del santiagueño Gerardo Zamora en un caso similar. Como las elecciones en esa provincia patagónica están programadas para el 7 de abril, le resultaría difícil al oficialismo provincial imponer un candidato con chances en caso de una resolución judicial adversa.

En Tucumán Cambiemos se encuentra en una encerrona cuya tensión, se asegura, no llegará a un quiebre de la alianza. Los 4 nombres que compiten por encabezar la lista son el exministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay, el diputado nacional José Cano, la senadora Silvia Elías de Pérez y Domingo Amaya, subsecretario del Interior de la Nación.

Según pudo averiguar este medio, Elías de Pérez sería ungida en los próximos días como candidata a gobernadora, lo que despertaría el recelo de los otros postulantes que pelearían por una diputación nacional. “Que Prat Gay primero conozca la provincia”, azuzó una fuente consultada acerca del eventual pataleo del exministro de conocida alta autoestima.

Con todo, la próxima elección de interés será en San Juan, donde el actual mandatario Sergio Uñac, con un peronismo unido, tiene todas las chances de ser reelecto. El postulante del Ejecutivo nacional es Marcelo Orrego, intendente de Santa Lucía, que evita el nombre Cambiemos en su frente, que se llamará “Con Vos”. El objetivo del oficialismo nacional en esa provincia es sumar “unos 35 puntos”, un leve descenso respecto a 2017 pero algo más de lo cosechado en 2015, que permita sumar legisladores. “No quieren nacionalizar la elección, por lo que es muy probable que no viaje ningún funcionario a acompañar a Orrego”, indican en Balcarce 50.

Diario Popular

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: