La Presidencia del Concejo junto a los Rotarys de Resistencia y la Escuela de Jardinería en un proyecto inédito en la ciudad para salvar especies arbóreas

Se concretó la primera edición de los Premios Gratitud que el Concejo Municipal de Resistencia
Miércoles inician reuniones del Consejo Consultivo de Protección Animal
INFORME DE TRÁNSITO

El presidente del Concejo Municipal de Resistencia, Gustavo Martínez, junto a referentes del Rotary Club Resistencia y el director de la Escuela de Jardinería, José Ruchesi, iniciaron un trabajo para poder recuperar árboles de la ciudad. Como puntapié inicial, el Equipo Hábitat concretó la fumigación de lapachos en la Plaza 25 de Mayo, que se encuentran infectados con plantas conocidas comúnmente como clavel del aire, y son nocivas para el ejemplar. Un trabajo inédito, de prueba, que luego se proyecta implementar en toda la ciudad.

Martínez explicó que la mayoría de las especies arbóreas de la ciudad padecen la existencia de este clavel del aire que se suma al cuerpo de estos y es nocivo. Contó que lo que se hizo fue fumigar con el asesoramiento del director de la Escuela de Jardinería, José Ruchesi.

Resaltó que se trata de una tarea inédita en la ciudad y que se la viene trabajando hace ya un año, capacitando al personal para concretar este tipo de fumigación que solo se puede realizar en invierno. “Es una tarea que comenzamos y queremos que sea para siempre”, dijo e instó a “tomar conciencia que los árboles generan una situación ambiental favorable que mejora la calidad de vida de la sociedad y evita diversas situaciones ocasionadas por el impacto ambiental negativo”. Destacó que es algo que muchas veces no se valora, pero que responde directamente al cambio climático que vivimos y es necesario el aporte de todos para mejorar el ambiente donde vivimos.

Agradeció al personal de Equipo Hábitat y explicó que en este operativo se usó todo el equipo de este programa: “Trabajamos con la grúa que tiene el balde correspondiente para subir al operario, con camiones, moto fumigadoras y está bueno resaltar que se ha dado una capacitación para brindar seguridad al operario”.

Felicitó al Rotary por la iniciativa, agradeció a los operarios de Equipo Hábitat por el acompañamiento y al ingeniero Ruchesi por el asesoramiento técnico. E invitó a todos los vecinos a trabajar en cuidar y recuperar los árboles, que “son tan importantes para la calidad de vida de los resistencianos”. Y sobre el trabajo que se hace desde la Presidencia del Concejo junto a las entidades y organizaciones sumó: “Es necesario que el Estado siempre tenga un resorte de respuesta a la propuesta e ideas de las instituciones de nuestra ciudad. Son entidades que en Resistencia trabajan muy bien y están integradas por vecinos que participan activamente y que siempre buscan hacer cosas por la ciudad y que a veces lamentablemente no encuentran el eco que merecen, por eso siempre de alguna u otra manera queremos estar al lado de ellos y apoyarlos”.

UN TRABAJO EN CONJUNTO EN POS DE LA SALUD AMBIENTAL

El presidente del Rotary Resistencia, Carlos Pocce, explicó que se trata de una tarea que se viene armando hace un año y tuvo como punto de partida la información brindada el ingeniero Ruchesi sobre el riesgo que están corriendo estos árboles de la Plaza Central por el grado de parasitosis que presentan. Explicó que como Rotary y como ciudadanos, sintieron la obligación de hacer algo para proteger estos árboles que forman parte del patrimonio de la ciudad. Coincidió con el Titular del Legislativo Comunal y marcó que se trata de un procedimiento que se realiza por primera vez en la provincia y el país” y es “ante todo una manera de proteger los árboles que ya están, de la misma manera que para Rotary es necesario seguir plantándolos”.

Coincidió Ana María Tauguinas, presidente saliente del Rotary Club Resistencia, y detalló: “Como institución, Rotary trabaja siempre en colaboración con otras fundaciones y con todos los Estados, porque creemos que la única manera de conseguir las cosas es con el aporte y compromiso de todos”. Recordó que hace un año empezó este desafío, que se diagramó con los cuatro Rotary Club que existen en Resistencia. Y luego se acudió al Presidente del Concejo para pedir su colaboración mediante Equipo Hábitat: “Nos acompaña y acompañó siempre, en la plantación de árboles, en la concreción del corredor concretado en la avenida 9 de Julio, y también en esta meta”.

SE TRATA DE UNA INICIATIVA INÉDITA EN LA CIUDAD

El director de la Escuela de Jardinería de Resistencia, José Ruchesi, fue el encargado de asesorar en el procedimiento para recuperar estos lapachos. 

Consultado sobre por qué es necesaria esta labor, indicó que el clavel del aire arroja una toxina que hace que el árbol envejezca, pierda vigor, pierda fertilidad y así por consecuencia sus hojas, para que ingrese más luz solar, que es lo que necesita para vivir este tipo de planta.

Afirmó que este problema se está acrecentando como consecuencia de que hay más humedad en el ambiente, lo que indicó que obedece al cambio climático. “Antes eran consideradas plantas epífitas y como consecuencia de eso se creía que no ocasionaban daños a otros vegetales, pero se comprobó que sí, y una de las formas de controlarlo es pulverizando estas plantas con un producto específico, en el invierno, cuando las plantas están en receso”.

El referente resaltó que se trata de un trabajo inédito en esta ciudad e hizo hincapié en lo necesario de preservar a los árboles sanos, vigorosos, para que brinden la mayor cantidad de beneficios ambientales. “Esta planta está ocasionando un daño sumamente importante porque perjudica a muchos árboles y se necesita este tipo de trabajos”, dijo.

Celebró el trabajo en conjunto entre Rotary Club que fue el encargado de financiar los medios para que esto se pueda concretar; y la Presidencia del Concejo que tomó la posta del operativo con el personal y el equipamiento a través de Equipo Hábitat.

Aseguró que esto “es un ensayo, y es emblemático, porque la función de empezar en este lugar es para que la gente vea y tome conciencia si tiene algún árbol en su casa y aparecen los claveles del aire que los saquen antes de que sean muchos”.

TRABAJO

Los operarios trabajaron con indumentaria específica, guantes y mamelucos, al igual que mascaras específicas, para disminuir los riesgos de intoxicación. Se aplicó por la noche, para evitar la circulación de peatones por la vereda y se hizo una clausura temporaria de ese sector para ese fin.

El resultado se evaluará en 45 días y se tienen programado concretar varios operativos de tratamiento que van a servir como espejo de una campaña mayor que se iniciará el año que viene, contó Ruchesi.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: