“Exijo Objetividad”

ACERCA DE TÉLAM
“Los gringos trajeron la civilización” por Mario Vidal
“La Argentina continúa en el camino hacia la normalidad institucional y económica”

 

Por Aida Ayala, Diputada Nacional por Cambiemos Chaco.

 

Por Resolución de Intendencia N° 867/2017 del mes de abril, el Intendente de Resistencia, aprueba el Pliego y llama a Licitación Pública para “la selección de un proyecto ejecutivo que comprenda el servicio de segregación, tratamiento, transferencia y disposición final de RSU industriales y comerciales, restos de obras y demoliciones, restos verdes y la ejecución del proyecto en caso de resultar adjudicatario”. Este proceso licitatorio concluyo finalmente con la contratación de la empresa COTRECO SA de capitales cordobeses. El monto del contrato fue de $ 4.056.000 por mes. Si lo proyectamos por todo el plazo de duración del contrato, el mismo llega a $ 486.720.000. Capitanich adjudico la obra a través de la Resolución de Intendencia N 137/2018 de fecha 15/01/2018.

 

Antes de avanzar en cualquier apreciación en relación a esta contratación, debo ser clara y afirmar que esta opinión no intenta ser para nada una denuncia referida al contrato con COTRECO SA, la cual por otro lado y en función a las normas vigentes se ha ajustado a las mismas.

 

Lo que pretendo con esta nota es dejar en evidencia como, en primer lugar, coinciden siempre en sus opiniones el Fiscal Sabadini y el Intendente Capitanich, y en segundo lugar, en la falta de objetividad y de análisis de ambos al medir con distintas varas contrataciones que se ajustaron en todo momento a la misma normativa y a iguales procesos de contratación.

 

A juicio tanto del Intendente Capitanich como del fiscal Sabadini, es llamativo y grave que la vigencia del contrato con PIMP SA atraviese varias gestiones, ya que el plazo de contratación es de 8 años con opción a prorroga por 4 más. En este punto, es importante aclarar que el Plazo de contratación con COTRECO SA establecido de acuerdo al pliego, es de 10 años de contrato con opción a 5 más en caso de prórroga. Por qué entonces es llamativo o grave el contrato con PIMP y no genera ninguna sospecha el contrato con COTRECO?.

 

En otra curiosa coincidencia, tanto el fiscal como el Intendente también definen como llamativo y raro que haya existido una sola oferta en la Licitación por la cual resultó adjudicataria PIMP SA. Ahora bien, la Licitación Pública N° 36/2017, adjudicada por el actual intendente, también tuvo un solo oferente, COTRECO SA, Compañía de Tratamientos Ecológicos SA, la cual finalmente fue contratada por Capitanich. ¿De nuevo, porque es llamativo y raro que se presente una sola empresa cuando la que se presenta es PIMP?  y nada se dice respecto a la licitación N° 36/17 donde también se presentó una sola empresa, la cual resulto adjudicada, COTRECO.

 

Por último, Capitanich cuestiona en medios de comunicación que la empresa PIMP SA no contaba al momento de presentarse a la licitación con los equipos necesarios para prestar el servicio. Como explica entonces que al momento de la licitación y de la apertura de ofertas de la Licitación Publica N 36/17, COTRECO SA no tenía ni el equipamiento adecuado para desarrollar la tarea, ni los predios donde hacer la Planta de Selección, ni la Estación de Transferencia, ni el centro de Disposición Final. El mismo pliego firmado por el jefe comunal establecía, en su cláusula 7, un plazo de entre 6 y  12 meses para incorporar las maquinarias y equipamientos necesarios.

 

Más allá de que no corresponde, porque aparentemente el proceso de contratación es correcto, no se lo vio al fiscal denunciar la contratación de COTRECO, sin embargo, en una situación idéntica, en la contratación de PIMP durante mi gestión si lo hizo. Cuando firmo este contrato Capitanich a nosotros no se nos ocurrió en ningún momento salir a denunciarlo, porque en ese sentido somos correctos institucional y políticamente y respetamos los actos de gobierno del jefe comunal.

 

Finalmente, quiero decirle al fiscal que sea objetivo y estudie los casos antes de avanzar en imputaciones falsas, es cierto que su trabajo es el de acusar, pero para hacerlo tiene que tener conocimiento en profundidad de los procedimientos legales y de contrataciones relacionados a lo que denuncia, ya que, si no, se perjudica sin razón a personas y sobre todo a las familias que están detrás. Estas situaciones dañan la honorabilidad de uno y en este caso yo defiendo mi honorabilidad en mi trayectoria política, en mis anteriores cargos y actualmente en el Congreso de la Nación.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: