“El nacimiento de Resistencia” en el  muro perimetral de SAMEEP

Se presentó una nueva edición de “Chaque el jazz” que se realizará en el Cine Teatro Obrero
Sofocan incendio de cables en Resistencia
Darán a conocer los errores en el cálculo de la tarifa de transporte

En el muro perimetral de la empresa provincial, alumnos del jardín y escuela UEP N° 54 de artes llevaron adelante el desarrollo de un mural con la técnica de mosaiquismo en el que se cuenta la historia de Chaco desde sus inicios a la llegada de los inmigrantes.

Durante los días sábado y domingo, alumnos y padres de la escuela y el jardín de artes participaron de la jornada artística junto al artista plástico local Willy Rodríguez. Participó el alumnado de la escuela y el jardín con las familias.

Esta obra de arte que quedará como patrimonio de Resistencia forma parte de un conjunto de murales que los alumnos ya ejecutaron con anterioridad plasmando las epopeyas patrias de nuestros próceres.

Tania Schanton, directora del Jardín y Escuela de Artes explicó que el mural es la tercera intervención que se hace en SAMEEP, que siempre apoya las iniciativas culturales. El mural tiene como temática la fundación de la ciudad y titulada “El nacimiento de Resistencia” expresa en su totalidad los 140 años de nuestra ciudad con sus montes, el verde chaqueño, el sol, los pueblos originarios y la llegada de los inmigrantes.

“Queremos demostrar con la obra el encuentro de dos culturas, donde en el monte chaqueño llegaron por el río los fundadores de la ciudad. En el monte chaqueño del mural se representa a los pueblos originarios y con el encuentro entre el río y la naturaleza, queremos demostrar el encuentro de dos culturas que se fusionaron”, sostuvo Schanton.

UN APORTE COMUNITARIO

Selene Velasco, secretaria del jardín y mamá de dos alumnos comentó que los niños disfrutan mucho de las intervenciones, “a ellos les encanta ensuciarse, agarrar los mosaicos, ponerlos con el cemento, les encanta porque salen de lo cotidiano”.

En tanto Estefanía Prokopiuk, también madre niños en la institución, Renata de primer grado Genaro que asiste a la sala de dos detalló que ya es el tercer año acompañando a la escuela “Lo sentimos como un aporte comunitario, es un orgullo. Cada vez que uno pasa por esta calle los niños dicen “mira ese mural lo hice yo”. Es dejarle algo lindo a la ciudad, que va a perdurar y que es de todos, porque piecita a piecita vamos haciendo algo entre todos que es hermoso”, concluyó.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: