El Ministerio de Seguridad de la Nación responde a las falsas acusaciones sobre un presunto “espionaje” desde esta cartera

Frigerio: “Pese al esfuerzo que les pedimos, en 2019 las provincias tendrán más recursos que este año”
Peña dijo que aún no hay monto del préstamo que se negocia con el Fondo
Por el robo al correo en el sur santafesino y esclarecido por la PSA La ministra Bullrich destacó la labor conjunta entre la Justicia y las fuerzas federales

En noticias aparecidas en diversos medios sobre un presunto “espionaje” a jueces desde organismos del Estado Nacional mediante el ingreso en el Registro de Migraciones, se indicó que el Ministerio de Seguridad había revisado la foja de ingresos y salidas del país de dos jueces: la Dra. Ana Figueroa y el Dr. Mariano Llorens.
Trascendió también, de acuerdo con esas versiones, que el ingreso en la foja de Ana Figueroa se había realizado desde la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal y que el ingreso en la planilla del Sr. Juez de Cámara Mariano Llorens se operó desde la Dirección de Investigaciones Internas, a cargo del Dr. Carlos Manfroni.

El Juzgado Federal Nº 6, del Sr. Juez Rodolfo Canicoba Corral, requirió información al Ministerio de Seguridad mediante un oficio en el que se consignaron los nombres de ambos magistrados: el de Ana Figueroa, sin aclaración de DNI, y el de Mariano Llorens, acompañado del supuesto número de su Documento Nacional de Identidad.

Al respecto, el Ministerio de Seguridad de la Nación informa categóricamente: que de acuerdo con una investigación realizada en el área de Sumarios del propio Ministerio de Seguridad, en ambos casos la información es falsa.

Respecto de Ana Figueroa, se trataba de una homónima de la Sra. Juez de Casación Penal, cuyo documento correspondía a un número significativa y visiblemente más alto que el de la magistrada. La investigación había sido oportunamente realizada por la DNIC, bajo la protección que confiere la Ley Nacional de Inteligencia.

En el caso del Sr. Juez de Cámara Mariano Llorens, el número de DNI proporcionado por el Juzgado, junto con el día y el horario de ingreso en Migraciones, no correspondía al magistrado, sino a un comisario inspector de la Policía Federal Argentina. Por tanto, la operación había sido realizada en el marco de las misiones y funciones de la Dirección de Investigaciones Internas, consistentes en la investigación de los presuntos actos de corrupción o complicidad con el crimen organizado de los efectivos de las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales, como así también en la revisión de los antecedentes de los oficiales superiores, en forma previa al proceso de ascensos.

Debido a que en ciertos medios y portales se publicó que el Director de Investigaciones Internas se había excusado con un argumento consistente en que el día del ingreso él gozaba de licencia, se desmiente rotundamente esa falsa información. Jamás se dio semejante argumento ni en el ámbito judicial ni en el administrativo y, además, el Sr. Director no gozaba de licencia el día del hecho, como él mismo lo dijo, por lo cual tales afirmaciones podrían ingresar en el terreno de la “real malicia”.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0