Alerta sanitaria por el pequeño escarabajo de las colmenas: piden notificar presencia del insecto inmediatamente

El insecto conocido como PEC provoca serios daños a la producción de miel. El Ministerio de Producción, Industria y Empleo emitió una solicitud dirig

“Mi Mascota”: la castración gratuita llega este viernes a Villa Pegoraro
Nuevo operativo de poda y despeje de ramas en el macrocentro de Resistencia
Elida Cuesta recibió a miembros del Colegio de Enfermeros del Chaco
El insecto conocido como PEC provoca serios daños a la producción de miel. El Ministerio de Producción, Industria y Empleo emitió una solicitud dirigida a apicultores de toda la provincia para que procedan a notificar de manera inmediata la presencia

El Ministerio de Producción, Industria y Empleo emitió una alerta sanitaria y una solicitud dirigida a apicultores de toda la provincia para que procedan a notificar de manera inmediata la presencia, ante la menor sospecha posible, del pequeño escarabajo de las colmenas (PEC).

La denuncia debe realizarse en delegaciones de la cartera productiva o bien ante el delegado extensionista de la jurisdicción donde se encuentra ubicado el emprendimiento, a fin de adoptar las medidas pertinentes para evitar el ingreso y expansión de esta plaga sanitaria.

El insecto conocido como PEC, detectado recientemente en Paraguay con una serie de casos, provoca serios daños a la producción de miel.

“Hemos lanzado una alerta sanitaria a todos los apicultores de la provincia para que, ante cualquier sospecha sobre la presencia del pequeño escarabajo de las colmenas, detectado días atrás en Paraguay, lo notifiquen”, aseguró este lunes el subsecretario de Ganadería, Sebastián Bravo.

“Con la notificación realizada, podremos actuar en territorio para evitar que esta plaga, que causa daños severos a la producción de miel, avance y se expanda en territorio chaqueño”, remarcó.

El funcionario resaltó que la provincia cuenta con una red de catorce apiarios de monitoreo distribuidos a lo largo de toda la provincia, herramienta que ayuda en situaciones de este tipo.

“Solicitamos a todos los productores apícolas extremar la atención al trabajar en sus colmenas, y que nos comuniquen cualquier situación que signifique la presencia del escarabajo, alerta que nos permitirá en caso desplegar el protocolo sanitario previsto”, indicó Bravo.

El PEC es una plaga que provocó graves daños en la producción de miel en Brasil por lo que, a nivel nacional, el gobierno argentino dispuso mecanismos de alerta para frenar su avance en el país.

Argentina no tiene reportes de su presencia, pero los organismos sanitarios consideran necesario anticiparse y contar con una estrategia de prevención para disminuir los daños que ocasionaría su llegada y a la vez contar con una estrategia de control en caso de que sea detectado localmente.

PEC y alerta sanitaria

Denominado científicamente Aethina Tumida, es un coleóptero oriundo de Sudáfrica, que fue hallado en los Estados Unidos en 1996, en Egipto en 2000 y en Australia en 2002.

La presencia de esta plaga en América quedó registrada en 2008 en Canadá y años posteriores en Centroamérica, mientras que en 2016 fue divisado en San Pablo, Brasil.

El pasado 9 de mayo de 2022, el sistema sanitario de Paraguay emitió una alerta por la detección del escarabajo en apiarios del distrito Pedro Juan Caballero, lo cual demuestra que esta exótica plaga continúa avanzando.

Ante estas perspectivas, el Senasa lleva adelante operativos de control junto a los gobiernos del Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones y Entre Ríos, para frenar su avance en suelo argentino.

El PEC parasita colmenas de la abeja melífera. Los adultos y las larvas se alimentan de las crías, miel y polen, causando así la destrucción de la postura de la reina y las larvas con sus heces difunden una levadura que produce una fermentación de la miel, producto que no es consumido ni por la abeja ni el ser humano.

Esta plaga reúne todas las condiciones para erigirse como un grave problema no solo para los apiarios, sino también para las salas de extracción, donde los panales con miel y los opérculos de cera guardados se convierten en posibles lugares de alimentación y de cría, tomando en cuenta que los apicultores locales dejan sus materiales a extraer durante varios días.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0