Acuerdo Mercosur-Unión Europea: plena felicidad en el Gobierno

La CGT convocó a un paro general el 29 de mayo
Por medidas de Bancarios habrá complicaciones en el servicio
El Gobierno nacional ejecutará obras para mitigar inundaciones en Chaco

La sensación ayer fue de euforia total por parte de las delegaciones argentinas en Bruselas, sede de la Unión Europea, y en Japón, donde Mauricio Macri participa de una nueva edición del G20, tras concluir las negociaciones que permitirán una firma de un acuerdo entre el Mercosur y el bloque europeo. Sí admiten en el gobierno que eventuales beneficios de la mayor integración comercial llegarán en el mediano plazo ya que previamente el entendimiento deberá ser ratificado por los distintos parlamentos.

El entendimiento ha puesto de manifiesto el halo que ha rodeado a Macri, según su describen en su entorno, desde sus primeros años de gobierno: «nadie es profeta en su tierra», por aquello que es reconocido por su liderazgo regional para reimpulsar al Mercosur, pedir sanciones contra Venezuela, y «abrir Argentina al mundo», en síntesis, a contramano de las críticas que ha sufrido en su país por el ajuste devenido de las «reformas estructurales» que afuera le elogian.

Desde 2016 Macri ha mantenido decenas de entrevistas bilaterales con otros mandatarios. Por ejemplo, ese año visitó la Casa Rosada el entonces presidente francés, Francois Hollande, y fue uno de los que expresó en Buenos Aires su voluntad de impulsar la presentación de una oferta de la Unión Europea para avanzar en las negociaciones de libre comercio con el bloque regional sudamericano que finalmente se concretaron.

El acuerdo fue cerrado, por Argentina, por el canciller Jorge Faurie, y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, junto con sus pares del Mercosur y sus contrapartes de la Unión Europea en la capital belga, Bruselas. En Balcarce 50 destacaron como fundamentales las gestiones del secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, y la secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher. El primero, un ex ejecutivo de finanzas internacionales, trabajó los primeros años de Cambiemos cerca de Fulvio Pompeo, el secretario de Asuntos Estratégicos que acompaña a Macri en cada gira y tiene oficina cercana al despacho presidencial y que, a fines de 2017 se mudó al Palacio San Martín.

Se informó que el texto consensuado por ambas partes asegura los principales objetivos trazados por los países del Mercosur ya que mejora las condiciones de acceso en bienes y servicios a un mercado de 500 millones de habitantes con un PBI per cápita promedio de USD 34 mil.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: